¿Adiós a los anuncios en Reforma?

Por Eduardo Farah

A principios de 2017 los vecinos colindantes a Av. Reforma se enteraron de que el GDF iba a poner un Metrobús sobre la avenida, por lo que los comités ciudadanos de Polanco solicitaron a la jefa delegacional de aquel momento, Xóchitl Galvéz, que hiciera una reunión para que les presentarán el proyecto del Metrobús Línea 7 (MBL7) por lo que se reunieron con la secretaría de gobierno Patricia Mercado, con la entonces delegada Galvez, con los comités y con el director del MB Guillermo Calderón quien les presentó el proyecto.

Después de esto, los vecinos iniciaron su intervención presentando una carta con sus opiniones y objeciones acerca de la nueva línea, en ella argumentaron que esta bloquearía Avenida Reforma y destruiría la Calzada procesional Misterios, por lo que dieron la opción de que la línea circulara por avenida Chapultepec, ya que esta tiene más espacio y llega a Santa Fe (por Reforma iba a ser un tramo tortuoso) y esta ruta les ahorraba 2 km. Ante la negativa de poner la línea en la ruta planteada, los vecinos de Polanco y Calzada de los misterios hicieron notar que existían camiones en buen estado que cobraban de 4 a 7 pesos y que llegaban hasta Santa Fe (lo que la ruta del MBL7 no haría) y que ya circulaban con éxito desde hacía años por donde querían que corriera la línea 7.

El proyecto incluía un CETRAM, al que los vecinos se opusieron rotundamente porque lo querían colocar en Parque Líbano, que fue la principal razón para que no lo aceptaran ya que este parque pertenece a Chapultepec, pero además porque el proyecto del CETRAM incluía poner estacionamiento, tiendas y área de comida, y porque iba a bloquear la entrada a Polanco y colapsar la circulación en Reforma.

Finalmente, se opusieron a que los paraderos y estaciones tuvieran anuncios, pues se supo que el GDF hizo contrato con la empresa JC Decaux para poner 898 anuncios lumínicos a lo largo de la línea del MB, pero esto no está permitido por la ley pues Avenida Reforma y Calzada de los Misterios están consideradas patrimonio histórico de México y no pueden ser intervenidas por anuncios en el espacio público.

Los escándalos detrás de porqué Mancera quería forzosamente poner esta línea hicieron que los rumores salieran a flote: compró autobuses que fueron rechazados en la ciudad de Londres por funcionar a base del contaminante diésel, y pagaron 11 millones de pesos por ellos aunque se supone que el precio por ser obsoletos era de la mitad, y por la jugosa concesión que le dieron a la empresa de anuncios francesa JC Decaux, la cual pagó 10 millones anuales al GDF por el negocio.

Después de tanta negativa por parte del GDF, se inició una catarata de amparos por parte de los vecinos tanto de Reforma como de Misterios, quienes se unieron en un frente y junto con AMDA presentaron 6 amparos en contra del MB, de los cuales varios procedieron con los jueces de distrito 8, 4 y 2, gracias a la tenacidad de los vecinos y de los buenos abogados.

Los mayores logros en la lucha contra esta línea fueron que no se tocara el parque Líbano (por lo que no se realizó el CETRAM) y que la empresa JC Decaux retirara todos los anuncios y pronto debe quitar los bodrios donde iban a instalarlos pese al presunto tráfico de influencia de sus propietarios.

Los bodríos para los anuncios aún están en Reforma al día de hoy (05-07-2018)

Lamentablemente hubo tala de 600 árboles, algunos camellones fueron destruidos y la vialidad está colapsada en varios puntos por los que corre la línea debido a la mala planeación.

Camellones muy angostos fueron convertidos en paradas en varios puntos de la línea

La nueva Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum afirmó en marzo del 2018, cuando aún era candidata, que fue un proyecto mal planeado, que no se le puede llamar Metrobús sino solo camiones de doble piso, y que además no sustituyeron al servicio RTP que ya circulaba por esa ruta.