Canibalismo en el reino animal: el tiburón toro


A los tiburones toro se les puede encontrar recorriendo  aguas poco profundas y cálidas de todos los océanos del planeta. Se alimentan de cualquier animal que este a su alcance, incluso de otros tiburones. Como frecuentan las aguas poco profundas a menudo atacan a las personas por accidente o simple curiosidad.

Pareciera canibalismo pero en el reino animal se trata de una manera de sobrevivir, el tiburón toro mayor se come a todos sus hermanos menos a uno, finalmente estos dos son los que nacerán. Los científicos ya sabían que esto ocurría, pero no tenían una explicación para este comportamiento.

Un estudio publicado en la revista Biology Letters, señala que se trata de una estrategia competitiva con la que los machos tratan de asegurar su paternidad. Embriones en diferentes etapas de quince hembras muertas, fueron estudiados. Y las que tenían embarazo avanzado solo conservaban dos embriones y era más probable que los supervivientes tuviesen un solo padre, esto se comprobó con un análisis de ADN.

Las hembras con etapa temprana de gestación tenían hasta 9 embriones, generalmente de dos padres. Una camada puede estar compuesta de unos 12 embriones, pero el más grande de ellos, casi siempre el primero devora a todos menos a uno. Una estrategia que permite que solo los genes de un padre sigan dominando. Sin saberlo el macho perdedor se ha encargado de alimentar al hijo del macho rival. Esta acción también permite que los tiburones toro tengan hijos más grandes que otras especies de tiburones, asegurando su supervivencia. El tiburón toro puede medir hasta 3,4 metros de largo al llegar a la edad adulta. La madre suele dar a luz dos tiburones de un metro de longitud.