Urge enfrentar a dueños irresponsables

Las heces de los perros que no son recogidas son un problema de contaminación y foco de enfermedades; al ser dejadas en la calle comienzan con mal olor, moscas, personas pisándola, etc., después se solidifican…