¿Convivencia ecológica?

Eduardo Farah

Se piensa y actúa a favor de desarrollar, que es construir en la lógica de generar riqueza en la economía clásica, que luego se destruye para seguir construyendo sin tomar en cuenta la convivencia entre los seres humanos y más importante con el ecosistema.

Las ciudades que crecen en esta lógica son de concreto, asfalto, acero, vidrio, llenas de autos y donde las áreas verdes y los árboles se van extinguiendo por contaminación, tala, estrés hídrico, plagas, donde la cúspide de este desarrollismo es vivir en una torre de cientos de departamentos y tener esparcimiento en un mall donde lo único que ve un niño son materiales inertes de construcción y productos de consumo, y la naturaleza es inexistente en su vida diaria. El resultado es una población alterada, enojada y deprimida que se refugia en adicciones, en consumismo idiota y muestran comportamientos aberrantes.

En vez de desarrollismo proponemos un modelo de ciudad de convivencia ecológica: crear un hábitat que esté entrelazado con la naturaleza, en donde se conviva con plantas, árboles, lagos, huertos, en la que se reduzca la cobertura de concreto y el uso del automóvil. En esta ciudad se busca reducir el consumo de energía y la contaminación de la atmosfera, generar el mínimo de basura, aunado a captar, ahorrar y reciclar el agua y la basura.

Otro objetivo es terminar las áreas urbanas extensas donde los humanos para moverse dedican en promedio de dos a seis horas diarias. En cambio, promover la cercanía a los lugares de estudio y trabajo, la vida peatonal en banquetas libres, arboladas y seguras, así como la movilidad con una cultura amplia de la bicicleta y un sistema coordinado, eficiente, limpio, seguro y el menos contaminante de transporte público.

Actualmente tenemos tres metros y medio si bien nos va de área verde por habitante (mínimo deben ser 10 metros según OMS), con una tala y ocupación de áreas verdes que se ha agudizó con el  antiguoJefe de Gobierno Miguel Mancera, que entregó hasta las AVA (AREAS DE VALOR AMBIENTAL) de la ciudad a sus asociados del cartel inmobiliario. Además, en la CDMX los arquitectos educados dentro de la concepción desarrollista creen muy en serio en el tipo de ciudad inerte y estéril, para lo cual tienen el actual Plan de Desarrollo Urbano de la ciudad.

Søerne

Por lo anterior y otras razones más proponemos se haga un Plan de Convivencia Ecológica en vez del desarrollista Plan de Desarrollo Urbano que pretenden los grandes inversionistas y los arquitectos atados a la ciudad de concreto.