La demanda china devasta especies en peligro

Eduardo Farah

En la medicina tradicional china se cree que las virtudes de los animales pueden pasar a los humanos si se comen ciertas partes o que curan un sinfín de enfermedades. Obviamente, nada de esto está probado pero las tradiciones están muy aferradas y la inmensa y rica población china está llevando a numerosas especies a su extinción.

Hábitos alimenticios como la sopa de aleta de tiburón, requiere de decenas de millones de aletas que están llevando a la especie a su límite. Pese a que el gobierno chino afirma que se opone a estas prácticas le ha resultado imposible detenerlas.

El elefante es codiciado por sus colmillos para utilizar el marfil, han asesinado en 7 años a 144 mil, quedan más de 300 mil de los 5 millones que había hace un siglo. A través de una red de corrupción de cazadores furtivos y funcionarios corruptos en África pagados por empresarios chinos están extinguiendo a la especie, la cual, además tiene el problema de los cazadores legales que pagan por cada uno que matan. Este sorprendente mamífero, inteligente y bondadoso se extinguirá en libertad-de seguir como hasta ahora- en 15 o 20 años, por la voracidad y la estupidez humana, pese a los esfuerzos ineficientes de los defensores de animales.

Otro animal en serio peligro de extinción es el rinoceronte, porque los han asesinado por su cuerno, ya que usan “polvo de cuerno de rinoceronte” para su medicina, solo sobreviven 20.000 rinocerontes en estado salvaje. De las 5 especies, 3 están al borde de la extinción.

De los tigres quedan de 3 a 4 mil tigres, 2, 700 de ellos en el subcontinente Indú (en libertad y en reservas). Las poblaciones están bajo presión de cazadores furtivos que utilizan su piel y sus garras. Esto también ocurre con los osos negros y los pardos que solo sobreviven protegidos en parques, ya que son perseguidos y asesinados por sus garras y vesícula biliar.

Otras especies, como la vaquita marina, que está al borde de la extinción, solo quedan 60 en el Golfo de Cortés, porque los chinos usan el pez totoaba para su medicina tradicional, y atrapan a las vaquitas al pescar esta especie que coexiste en el Golfo.

Ya existía el grave problema de matar mamíferos para comerlos en África, esto ocurre con los gorilas, chimpancés, y demás grandes mamíferos, que llaman bushmeat, además de la destrucción del hábitat por deforestación y la agricultura, vía desmontes e incendios.

Las cadenas tróficas están siendo destruidas y la extinción masiva ya se considera la número 6 desde el inicio de la vida en el planeta tierra. Solo que ésta, no fue por una colisión de un asteroide o vulcanismo, sino por el mayor asesino de la vida que ha existido, sapienspestis (humanos). Inclusive, National Geographic publicó un número con fotos de animales vivos y disecados señalando que quizás ese sea la única forma de preservarlos… en fotografías.