La tala hormiga devasta el arbolado de Polanco

Eduardo Farah

Los parques, jardineras y camellones de la colonia Polanco han sido defendidos en innumerables ocasiones por los vecinos de intentos de tala o privatizaciones, sin embargo, con frecuencia hay casos que no logran frenar y son los de la llamada “tala hormiga”: cortan un árbol o dos, como si no tuviera mayor impacto en el ambiente, sin embargo, esta tala es peligrosa porque parece que solo cortaron uno o dos, pero suelen ser 10 o más al día por colonia en toda la ciudad.

Concreto sobre la que era área verde en Horacio

Solo en esta semana, en la Avenida Horacio volvieron a cambiar el piso de las calles, pero está vez aprovecharon para poner concretazo sobre el área jardinada que se encontraba entre Goldsmith y Moliere. Cuando los vecinos que conocían el proyecto descubrieron que no cumplieron con este, pues implicaba mantener el área verde y en cambio pusieron en algunos espacios el concreto se preguntaron ¿para qué?, la conclusión es que quieren poner puestos, aunque aún no saben de qué, sobre la que era el área verde. Lamentablemente cercaron a los árboles con concreto, lo que bloquea el paso de agua y eventualmente los secará o debilitará. También notaron la falta de algunos árboles, aunque aún no contabilizan cuantos fueron.

 

Simultáneamente la noche del viernes 3 de agosto pelaron totalmente 3 jacarandas que crecían en la glorieta de Masaryk a la altura de Moliere para que se viera un anuncio, ante esto los vecinos protestaron y le pidieron al jefe delegacional David Ramírez que pidiera a la Secretaría de Seguridad Pública que amonestara o quitara al jefe de sector por estar permitiendo estos ilegales ecocidios.

Jacarandas recortadas a la altura de Moliere en Avenida Masaryk

El jefe delegacional respondió que la policía no depende de la delegación sino de la SSP por lo que los vecinos solicitaron que haga lo que este al alcance de sus facultades, dentro de las que sí entra el retirar el anuncio por el que quitaron las copas de los árboles, ya que se había acordado en que Masaryk no tendría anuncios espectaculares de ningún tipo.

Anuncio por el que cortaron las jacarandas en Masaryk