Mexicanas desarrollan sustituto para el plástico

Por: Luis Escobar

En la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), jóvenes estudiantes en la especialidad de ingeniería química se dieron a la tarea de estudiar, investigar y procesar el hueso de aguacate y desarrollaron un bioplastico, para productos desechables que pueden sustituir sanamente al plástico y además resiste los líquidos calientes, es compatible con el cuerpo humano y de ahí es posible elaborar material quirúrgico para hospitales.

Con este  proyecto, Perla Guadalupe Castro García, Ana Victoria López Hernández y Paloma Topacio Escobedo León, alumnas de cuarto año en la Facultad de Ingeniería Química, fueron premiadas con el primer lugar en el concurso de proyectos de investigación realizado por la Academia Mexicana e Investigación y Docencia en Ingeniería Química (AMIDIQ), durante su Congreso Nacional anual.

Perla Guadalupe Castro García originaria de Uruapan Michoacán, lugar productor de “aguacate Hass”  dijo que la motivación la obtuvo al ver como se desperdicia gran parte de residuo de aguacate y muy en específico el hueso, y así junto con sus compañeras encontraron el método para desarrollar una biopelícula de almidón con una técnica de sonificación (exposición al sonido) de dicha semilla.

Este material se biodegrada en 300 días a diferencia del polietileno que puede tardar de 100 a 1000 años, es completamente orgánico en su elaboración, no se combina con polímeros sintéticos. Y Debido a todos estos beneficios su producción a gran escala sustituiría el plástico y generaría un plus en los ingresos de los productores michoacanos del aguacate.

Este proyecto fue asesorado por los doctores Salomón Vásquez García, profesor investigador del posgrado en Ingeniería Química de la UMSNH y la doctora Nelly Flores Ramírez, de la Facultad de Tecnología de la Madera de esa misma institución quienes buscarán que sea patentado, una vez perfeccionado el método de extracción de esta película y de la reticulación o aglomeración de las moléculas de la misma, pues  si bien algunas empresas en nuestro país producen biopolímeros, éstos presentan baja resistencia térmica, física y mecánica, por lo que se deshacen cuando son expuestos a líquidos calientes, lo que no los hace aptos como sustitutos de los desechables elaborados con polietileno o con unicel.

Esperamos el desarrollo de estos productos completamente orgánicos y amables con la naturaleza para que sustituyan los plásticos, y pensando en voz alta no se igual y estas bolsas, popotes, platos y vasos desechables una vez que cumplieran con el propósito para el cual fueron fabricados podríamos simplemente masticarlos y comerlos gracias a que se sabe que el hueso de aguacate tiene un alto valor nutricional, cargado de ácidos grasos, antioxidantes, proteínas y otras sustancias.  Y así gracias a estudiantes comprometidos y a profesores dedicados solo resta decir

 

 

LA DICOTONOMIA ENTRE DESARROLLO Y SOSTENIBILIDAD ES FALSA…………..

SIN PLANETA NO HAY ECONOMIA QUE VALGA………….

 

Frase de:      Al Gore

Te podría interesar: