¿Qué deberías hacer para mejorar tu salud?

Redacción

México ocupa el primer lugar en obesidad infantil en el mundo, para el año 2000 la diabetes era la primera causa de muerte en las mujeres y la segunda para los hombres y las enfermedades cardiovasculares son pan de cada día, por ello traemos los siguientes consejos para comenzar a llevar una vida saludable:

Comer bien

Una mala dieta es uno de los mayores factores de riesgo para sufrir enfermedades que lleven a la muerte. Siempre se hace hincapié en abandonar o reducir las grasas no saludables, los alimentos con mucho colesterol, el sodio y los azúcares añadidos. Aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra y proteína magra, así como las frutas y las verduras.

Para seguir una dieta saludable se necesita de mucha disciplina y compromiso consigo mismo, para aumentar las posibilidades de éxito se recomienda:

  • Llevar un diario con todo lo que come en el día a día
  • Ser consciente de cuanto ha aumentado su ingesta de vegetales y frutas desde que decidió mejorar su alimentación
  • Comer pescado al menos una vez a la semana.
  • Limitar el consumo de azúcar y grasas trans y saturadas.
  • Si la dieta es variada es menos probable que se aburra de seguirla.

alimentación

Controlar el colesterol

Saber y controlar el nivel de colesterol es la única manera de asegurarse que las arterias no van a bloquearse. Si el nivel de colesterol es superior a 200 mg/dl hay que comenzar a preocuparse. También es importante conocer si en la familia hay problemas hereditarios que hace que se produzca demasiado colesterol malo (LDL).

Solo el 25% del colesterol en la sangre viene de la comida, mantener una dieta adecuada -evitando grasas trans y saturadas y consumiento alimentos bajos en colesterol-  no es suficiente para reducir el colesterol en caso de tenerlo alto, es importante pero no lo es todo, hay que mantener un peso saludable y hacer ejercicio.

Controlar la presión arterial

Tener tensión arterial alta es el factor más importante para tener una enfermedad cardiaca, es un “asesino silencioso”. La hipertensión hace la sangre fluya con demasiada fuerza por las arterias, lo que afecta a los órganos vitales. Si la presión se mantiene en niveles normales se reduce el esfuerzo del corazón, las arterias y riñones y es más difícil tener problemas cardiovasculares.

Para mantener la tensión en un nivel adecuado es necesario mantener una dieta baja en sal, hacer ejercicio regularmente, evitar el sobrepeso, controlar el estrés, limitar el consumo de alcohol y no fumar.

¡Muévete!

El ejercicio es bueno para la salud, aunque en nuestro país solo el 42% de la población de 18 años practica algún deporte o ejercicio físico en su tiempo libre, esto de acuerdo con el Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), y conforme aumenta la edad los porcentajes de población activa físicamente disminuye.

Pero basta con solo 30 minutos de ejercicio moderado (una caminata, por ejemplo) durante cinco días a la semana para reducir el riesgo de enfermedades cardiacas y diabetes.

ejercicio saludable

Peso saludable

Todos los factores de riesgo están relacionados, si se tiene obesidad o sobrepeso es muy probable que tenga los otros factores. Tener mayor peso del que se debe aumenta el riesgo de padecer hipertensión, problemas de colesterol y diabetes. Sin embargo, la obesidad también es un riesgo independiente que da problemas cardiovasculares pese a que el resto de indicadores estén estables.

Si el Indice de Masa Corporal es mayor de 25 comienza a ser sobrepeso, si pasa de los 30 se está expuesto a un gran riesgo de padecer mayores complicaciones en la salud.

Reducir el nivel de azúcar en sangre

Tener un nivel saludable de azúcar en la sangre (por debajo de 100 mg/dl de glucosa en ayunas) protege los órganos vitales. Para controlar el nivel de glucosa hay evitar los azúcares simples (presentes en refrescos, jugos embotellados, dulces y panes) y hacer ejercicio.