¿Qué hacer para salvarnos de la escacez de agua?

La Ciudad de México está situada dentro de un valle cerrado ( de un millón de hectáreas), además gran parte de la ciudad está sobre un antiguo lago de 200 mil hectáreas, del que actualmente quedan menos de 3 mil (contaminadas) y 400 mil hectáreas de lo que antes eran bosques, de las 400 mil solamente subsisten el 20% en un estado regular y el resto están fuertemente erosionadas y urbanizadas.

Esta ciudad ha vivido del acuífero del subsuelo, que cada vez está más abatido, antes se extraía el agua de unos cuantos metros de profundidad y ahora en promedio tienen que buscarla a 400 o 500 metros, incluso ya hay pozos exploratorios que llegan hasta más de 2 mil metros y en una década o dos está agua habrá desaparecido. El 73% del agua que se consume actualmente en la Ciudad de México, es decir 59.5 m3/s, es extraída del acuífero del Valle de México y el resto la traen de la cuenca del Cutzamala, a un costo altísimo ya que la electricidad para su bombeo equivale a la que utiliza la ciudad de Puebla.

La extracción del agua ha generado un hundimiento en la zona en la que existió el lago de Texcoco de entre 15 y 25 metros y sigue entre 1 o 2 centímetros al mes. Esto destruye tanto la red de agua potable como la de aguas negras, además de que hizo más inestable el suelo afectando las construcciones y generando más destrucción con los sismos. Además, tanto el drenaje profundo como el canal del desagüe perdieron su pendiente y ambos requieren de inmensas estaciones de bombeo para extraer el agua del valle de México que a su vez convierte esta área de hecho en semidesértica. Otro dato importante es que el agua ya no se está filtrando como antes debido al exceso de concreto en la Ciudad y la falta de bosques y áreas verdes.

Todos discuten y proponen cómo traer más agua pero casi nadie menciona cómo ahorrar el vital líquido y cómo volvernos sustentables. Por lo que damos las soluciones propuestas por los ecologistas:

  • Reducir la pérdida de agua en la red  -aproximadamente el 40% del agua captada se pierde- rehabilitando toda la infraestructura del líquido en el Valle.
  • Detener  el exceso de concretazo y  comenzar a revertir las áreas cubiertas de cemento y asfalto. Una opción es convertir amplias áreas en humedales o bosques que puedan recuperar el agua de lluvia, que en este valle va de 30cm por año a 1.20mts en las montañas lo cual es suficiente para que alcance.
  • Reducir la zona urbana (descentralizar la capital).
  • El área forestal debe ser de 5 a 8 veces mayor que la actual y los bosques deben estar tupidos para regular el agua de lluvia y permitir que se infiltre al acuífero, así mismo dentro de la ciudad debe al menos triplicarse el número de árboles.
  • Reducir el despilfarro domestico de agua, que cada persona conozca cuál debería de ser su tope individual, esto implicaría una reducción en el consumo del 50% o más.
  • Terminar con el fraude que, en especial, muchas empresas hacen con pozos ilegales y trampas en los medidores de agua en colusión con funcionarios. Ser enérgicos con los particulares que no pagan y presionar para que liquiden lo que deben.

Para saber más sobre el agua de México: https://agua.org.mx/cuanta-agua-tiene-mexico/