¿Qué problemas hay con el proyecto de “un millón de árboles” de AMLO?

Eduardo Farah

México tiene dos millones de kilometros cuadrados o 200 millones de hectáreas de las que el área forestada son un 40% ya sean en buen estado o muy dañadas. El virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador dijo que plantará en el año 2019 y 2020 un millón de hectáreas con árboles maderables y frutales endémicos a las regiones en las que se plantarán.

Esto es una tarea titánica, primero debe haber criaderos de árboles suficientes con semillas regionales de árboles endogenos, luego hacerlos crecer hasta un tamaño adecuado ya sea para selva o para bosque templado. También hay que pensar en dónde se van a plantar, el tipo de suelo y qué requerimientos hay para que puedan crecer sin impactos negativos como es falta de nutrientes, agua, falta de luz, pastoreo, incendios y otros.

AMLO visitó la selva Lacandona para realizar una investigación de campo

Estos árboles se deben plantar en épocas de lluvias y no en época de estiage ya que morirían a las pocas semanas.Después tendrían que cuidarlos, pues entre errores técnicos y el descuido hacen que entre el 90 y 98% de los árboles mueran, por lo que para invertir el orden se requiere su cuidado por al menos dos años. Una forma para lograrlo es que así como se le va a pagar a 400 mil campesinos para plantar los árboles, con aparentes sueldos competitivos, también hay que  invertir en cuidar los árboles para que el trabajo no haya sido en vano.

Estos bosques o huertos podrán ser eventualmente utilizados y generarán una gran riqueza pero es apenas el inicio de una reforestación que puede tomar unas dos décadas, eso si se continua con mayor vigor, lo interesante es que podría ocupar 400 mil personas y eventualmente muchas más por la industria que se derivaría de la madera y los frutos.l

La pregunta que nos hacemos es ¿tienen el personal adecuado para manejar este proyecto de gran complejidad y detalle?