SEDENA

Redacción

Si usted sube por avenida constituyentes notará que del lado izquierdo frente a Chapultepec hay un gran bosque, que incluye lo que se llama la industria militar, algún edificio histórico, y diversos otros servicios, que ahora, serán vendidos para que Santa Fe ocupe estos 800 mil metros lo que implica la destrucción del bosque, miles de árboles, y más concreto y tráfico en una zona colapsada, ¿por qué no entienden que ya no hay espacio para más edificios ni flujo de autos?

La Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA) realiza este movimiento porque cambiarán el área de industrias a Puebla, lo cual, tiene su lógica, lo que no es aceptable es que destruyan el bosque existente y le entreguen este gigantesco espacio al cártel inmobiliario. La información la dio Gerardo Fernández Noroña en una vídeo conferencia, con los papeles en mano, misma que no ha sido mencionada en ningún medio masivo.

Despojar de 800 hectáreas de área forestada a la contaminada Ciudad de México, así como poner concreto que bloquee la recarga del acuífero en la situación actual es un grave error que afectará la calidad del aire y la disponibilidad de agua, además de que colapsará (aún más) la movilidad vehicular en la zona y afectará la calidad de vida de los ciudadanos que residen en los alrededores.