CDMX sin scooters

Redacción

CDMX sin scooters: Grin se retira por robos y Lime por “falta de certeza jurídica” por parte del gobierno capitalino

La empresa Lime, líder en rentas de scooters eléctricos, dejará de funcionar en la CDMX, desde el 19 de julio  Julia Ortiz, directora de Relaciones con Gobierno de Lime México, anunció que no pagaría la contraprestación fijada por la Secretaría de Movilidad Pública (SEMOVI) por irregularidades en el contrato. 

“La subasta fijada como mecanismo de asignación no está sustentada en legislación alguna, y la distribución de unidades a través de un algoritmo no ha sido probada ni validada por alguna instancia independiente a la administración que llevó el proceso. Además, privilegia los beneficios económicos por encima de los beneficios de sustentabilidad y movilidad para los capitalinos, y genera distorsiones en el mercado pues gana quién pueda pagar más, no quien ofrezca el mejor servicio o los mejores patines eléctricos” (Vía: Lime México)

En resumen, es por tres factores: 

  • Falta de certezas jurídicas
  • Anteponer el factor monetario al desarrollo de alternativas de transporte
  • Nula certeza de la micromovilidad de la CDMX

Lime externó su inconformidad con los requerimientos de SITIS, mediante 10 cartas, en una de ellas aseguraba que en ninguno de los 20 países en los que operaba existen mecanismos tan arbitrarios para asignar patines.

Mientras tanto, la empresa Grin también deja de operar, a pesar de que pagó la contraprestación exigida y era la única empresa de scooters que se mantendría en el mercado, debido al robo de sus scooters. 

La empresa dijo que el motivo de esta decisión es la de mejorar el servicio, la experiencia de uso y conseguir medidas para evitar el robo de sus scooters. 

Fue la única en conseguir el permiso anual de operación en la CDMX, pues hizo el pago de 24.5 millones de pesos correspondiente de la contraprestación. La empresa había cumplido un año brindando el servicio de scooters eléctricos.