¿Quién es Adán Bohorquez?

Adán Bohorquez es un joven de 29 años de edad, de semblante sereno y deseoso de continuar creciendo de manera personal, recientemente ha capturado la atención de las personas de Polanco y Lomas, zonas en las que trabaja, debido a que es un repartidor de Uber y Rappi con problemas de movilidad.

Pudimos conversar con él, nos contó sobre su nacimiento, pues los doctores no le auguraban más de tres días de vida, pues tuvo falta de oxigenación y nació a los 6 meses. Lo anterior le trajo secuelas en las articulaciones y una consecuente inmovilidad total del cuerpo, pero el constante apoyo y cuidado que sus padres le brindaron permitieron que su salud física fuera notoriamente mejor tras 20 años de fisioterapias, terapias psicológicas, y una intervención quirúrgica de la pierna derecha resultando positiva para recuperar la movilidad.

Nos contó que incursionó en el ámbito laboral desde los 15 años, y decidió estudiar una carrera técnica en diseño gráfico y computación, completando exitosamente las asignaturas. Actualmente está inscrito al reparto de comida y artículos varios por medio de apps, desde las 7 de la mañana emprende la salida a trabajar y termina entre 8 y 10 de la noche.

Tiene más de un año de experiencia como repartidor a pie, modalidad de reparto con la que aparece en las aplicaciones, y nos comenta que por ello no tiene permitido el abordar un vehículo, transporte público, bicicleta o motocicleta para desplazarse y si lo hiciera esto es motivo para ser bloqueado de las apps. Él va desde Polanco hasta Ejército, Prados y Lomas, recorre largas distancias a pie diariamente.

También dedicó unos momentos a agradecer y comentarnos sobre la ayuda que ha tenido, sin buscarla, por parte de otras personas: “He conocido personas maravillosas y en Polanco uno en particular que me dio un teléfono para poder trabajar en las apps, lo cual agradezco” .

Pese a que en México se promueve el derecho a la igualdad laboral y a la no discriminación desde hace más de una década, Adán refiere que se ha enfrentado a empresas que le impiden laborar, tampoco recibe las ayudas del Gobierno para personas con discapacidad, prometidas por el actual Presidente López Obrador, pues nos contó que ponen muchas trabas para que quienes las necesitan las reciban. Nos dijo que espera que por este medio pueda alzar la voz para que el gobierno realmente ayude a quien en verdad tiene la vulnerabilidad, también para crear conciencia en las empresas, pues cree necesario que estas evalúen las capacidades de las personas, que sean profesionales y hagan a un lado los prejuicios.

Una novedad actual en su vida, es que fue invitado a dar una charla en una empresa de audífonos y equipos de sonido llamada Skull Candy. Por esto nos comentó “Quiero ayudar a la demás gente moralmente como a mí me ayudaron”, también nos contó que quiere dar más charlas para las personas,
quiere hablar de sus experiencias, aunque no tenga un sueldo o un pago por ello, pues quiere expresarse y que con esto pueda ayudar a aquellos que se sienten sin apoyo o sin ayuda, poder dar conferencias para niños y jóvenes y motivarlos a seguir adelante.

Al finalizar, nos dijo que es feliz con su vida en este momento: juega en un equipo de fútbol y es delantero “he metido goles y me llena de alegría que en el campo de juego me pueda desempeñar como un miembro más, también sufro caídas, raspones, y regaños, pero tengo buena condición fisica y puedo ser veloz al correr”.

“Si pudiera pedir un deseo, sería estar al 100 por ciento para continuar viviendo muchos años”.