Incrementa el robo de agua potable para venderla

 Durante el 2018 se detectaron en la Ciudad de México alrededor de 194 tomas clandestinas en la capital, generando pérdidas económicas millonarias, así como un desperdicio de un recurso sumamente valioso y de utilidad pública.

De acuerdo al Sistema de Aguas local (SACMEX), este tipo de prácticas impacta sobre todo en Xochimilco, Tlalpan, Magdalena Contreras, Iztapalapa, Álvaro Obregón y Gustavo A.Madero, estas alcaldías suelen sufrir de escacez de agua.

La presidenta de la Comisión de Gestión Integral del Agua en el Congreso de la Ciudad de México, Guadalupe Aguilar Solache, propuso un castigo de tres a nueve años de prisión y de 1,000 a 5,000 veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización vigente, a quien, valiéndose de cualquier medio, sustraiga, aproveche o explote ilegalmente el agua con fines comerciales.

La iniciativa sugiere adicionar al Código Penal del Distrito Federal, un artículo 344 Ter, el cual se enmarcaría dentro del Título Vigésimo Quinto denominado “Delitos Contra el Ambiente, la Gestión Ambiental y la Protección a la Fauna”, el cual a su vez posee un Capítulo I denominado “Delitos Contra el Ambiente”. “La intención de esta iniciativa no es sancionar a las personas que, debido a la escasez, recurran a prácticas de extracción de agua para uso personal, pues es un hecho que el acceso al agua y a su saneamiento constituyen un derecho humano”, subrayó.