CÁNCER DE OVARIO: DISCRETO Y SIGILOSO COMPAÑERO DE LA MUJER

Fernando Escobar

La definición del cáncer se entiende como el tumor maligno, duro o ulceroso, que tiende a invadir y destruir los tejidos orgánicos circundantes, en el pasado se creía que el cáncer en el área reproductiva de la mujer se originaba solamente en los ovarios, pero la evidencia más reciente indica que puede empezar en la parte más distante que son las trompas de Falopio. Los ovarios son glándulas reproductoras de óvulos y cuando este es fertilizado se desplaza por las trompas hacia el útero y se desarrolla en un feto, además los ovarios son la fuente principal de las hormonas femeninas, el estrógeno y la progesterona, los ovarios están compuestos por 3 tipos de células y cada una de ellas puede desarrollar un tipo de tumor diferente:

Los tumores epiteliales tienen su origen en las células que cubren la superficie externa del ovario, pueden ser benignos (no cáncer) de escasa malignidad (bajo potencial maligno) o maligno (cáncer).

Los tumores de células germinales se originan en las células que producen los óvulos en las mujeres y el espermatozoide en los hombres, por lo general la mayoría de tumores ováricos de células germinales son tumores benignos, existen varios subtipos de estos que son teratomas, disgerminomas, tumores del seno endodérmico y cariocarcinomas, usualmente pueden ser mezclas de más de un solo subtipo.

Los tumores del estroma se originan de las células del tejido estructural que sostienen el ovario y producen las hormonas femeninas estrógeno y progesterona, aproximadamente el 1% de los canceres de ovario son tumores de células estromales y más de la mitad se presentan en mujeres mayores de 50 años y alrededor del 5% ocurre en las niñas.

Es muy importante poner atención a los factores de riesgo:

  • Como el envejecimiento
  • Sobrepeso u obesidad
  • Tener hijos en edad tardía
  • Uso de tratamientos de fertilidad, terapia hormonal después de la menopausia
  • Antecedentes familiares de cáncer de ovario, de seno o cáncer colorrectal, síndrome de cáncer familiar
  • Malos hábitos, como fumar y consumo de alcohol

El cáncer de ovario puede causar diferentes síntomas, y la probabilidad de padecer estos síntomas a menudo es cuando la enfermedad se ha propagado (sin minimizar el hecho de que en etapas tempranas hay síntomas) y algunos de los síntomas son:

  • Distención abdominal (hinchado)
  • Dolor abdominal o pélvico
  • Dificultad para ingerir comida
  • Sensación de hartazgo al comer
  • Sensación constante de tener que orinar

 

Otros síntomas de cáncer de ovario podrían incluir cansancio, agotamiento extremo, problemas estomacales, dolor de espalda, dolor durante las relaciones sexuales, estreñimiento, cambios en el periodo menstrual, sangrado irregular o más profuso, vientre con pérdida de peso.

Existen pruebas para ayudar en su reconocimiento como la resonancia magnética, ultrasonido, ecografías, laparoscopias, pruebas de sangre especialmente para búsqueda de cáncer, y hasta un tipo de particular de prueba de embarazo.

La importancia de observar y conocer tu cuerpo, poner atención a los cambios que presenta en conjunto con una vida sana, alimentación balanceada y baja en grasas, mantener tu peso y masa corporal adecuados.