Científicos italianos encontraron el mayor vertedero de basura en aguas profundas del Mediterráneo

Redacción

Usando un robot de exploración submarina, científicos italianos revelaron las imágenes del vertedero de basura submarino más grande jamás registrado.

El estudio publicado en Scientific Reports menciona que el basurero se encuentra en el fondo del estrecho de Mesina en Italia, que separa la isla de Sicila de la región de Calabria. los autores del trabajo pertenecen al Consejo Nacional de Investigación de Italia (CNR) y a la Universidad de Roma La Sapienza.

El estudio resalta la acumulación máxima de basura encontrada en la zona: 13 objetos en una línea recta de 10 metro, a un área de un kilómetro cuadrado, es “1.000 veces mayor que la observada en cualquier cañón submarino del mundo” según el estudio, esta es la mayor concentración de basura registrada en aguas profundas.

En el vertedero hay de todo: muebles, tazas sanitarias, árboles de navidad, barcas, ladrillos, juguetes, un automóvil completo, volcado y medio enterrado a m´s de 500 metros de profundidad. En este basurero la fauna marina se ha comenzado a instalar y los erizos marinos y peces usan la basura como refugio y los crustáceos arrastran el plástico al caminar por el fondo.

Un erizo se refugia en una lata de refresco.

Erizo se refugia en una lata de refresco. CNR/M.P.

Este trabajo alerta un tipo de contaminación poco estudiado, explicó Martina Pierdomenico, investigadora del CNR y coautora: “Las aguas costeras y las playas de países en desarrollo pueden tener más basura de la que hemos encontrado nosotros, pero se trata de entornos más accesibles. En cambio, nuestro conocimiento sobre la basura en los fondos marinos profundos es muy limitado debido a las dificultades técnicas de estudiarlo y el coste de las campañas marinas”, además señaló que en cuanto más se ha estudiado y explorado el problema resultó mayor de lo que se pensaba y que es probable que los fondos marinos alberguen la mayor concentración y acumulación de basura de la tierra.

Un cangrejo con un trozo de plástico prendido.

Un cangrejo con un trozo de plástico prendido. CNR/M.P.

El robot sumergible que utilizaron fue un POLLUX III, este recorrió 6,4 kilómetros del valle submarino a profundidades de entre 240 y 580 metros. Entre más profundo más basura se encontraba. El límite de operación del robot es de 600 metros, pero los investigadores creen que la acumulación puede estar en aguas más profundas.

El 70% de los desechos son plástico, además hay material de construcción, ropa y metal, las bolsas de plástico y los envoltorios blandos son el 52% del total de desechos encontrados.

Una embarcación hundida rodeada de basura.

Embarcación hundida rodeada de basura. CNR/M.P.