Conoce a las increíbles águilas arpía

Las águilas arpía son las aves rapaces más grandes y poderosas que se encuentran en las selvas tropicales de todo el mundo. Además, se encuentran entre las especies de águilas más grandes del planeta Tierra.

Pueden llegar a pesar entre 6 a 9 kg. Con relación a su tamaño, las águilas arpías tienden a medir aproximadamente unos 86,5 a 107 cm de largo presentando una envergadura de entre los 176 a 224 cm. Su cola tiene una longitud de unos 37 a 42 cm. Tiene un pico sumamente resistente y unas garras que pueden llegar a medir unos 15 cm de largo, de manera tal que, en las hembras, pueden crecer hasta el punto de ser similares en tamaño a las garras de un oso pardo.

También se le conoce como la arpía mayor o simplemente harpía, cuyo nombre científico Harpia harpyja, se caracteriza por ser un ave accipitriforme perteneciente a la familia Accipitridae que suele habitar en la zona neotropical.

De su aspecto viene su nombre, y es que es tomado de la mitología griega, en donde las harpías eran conocidos como exuberantes seres mitad monstruos, mientras que la otra parte de su cuerpo era de mujer y la otra mitad era el aspecto de un ave.

Es el águila de mayor tamaño en todo el Hemisferio Occidental y el Hemisferio Austral, así como también la única especie perteneciente al género Harpia. Es el ave nacional de Panamá y es conocida mundialmente como la especie que simboliza la diversidad biológica en Ecuador.

Las águilas arpías generalmente viven en la capa superior del dosel de los bosques tropicales de tierras bajas, se alimentan de pequeños mamiferos como armadillos y perezosos, pero también de loros, guacamayas y serpientes. Desafortunadamente, debido a la destrucción de su hábitat, casi se erradica en América Central.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) clasifica al águila arpía en su libro rojo como una especie Casi Amenazada (NT), pero se desconoce la cantidad total de ejemplares debido a que son bastante complejas de avistar. Se estima que quedan menos de 50,000 en todo el mundo.

Las amenazas más latentes que tienen son la pérdida de su hábitat natural, siendo éste la selva del Amazonas; otra amenaza es la caza ilegal, debido al temor que infunde o a causa de sus grandes garras que son conservadas trofeo.

Esta especie logra adaptarse con facilidad y sobrevivir a variaciones en su hábitat realizados por seres humanos, siempre y cuando dejen un área considerable de selva virgen para que puedan acomodarse y familiarizarse sin estar expuestas a peligros.