¿El sarampión vuelve?

Redacción

El sarampión es una enfermedad grave que deja secuelas de sordera, encefalitis (inflamación cerebral), neumonía, diarrea y fiebre de hasta 40 grados, esta enfermedad puede ser mortal, sin contar las molestas exantemas en todo el cuerpo.

La Secretaría de Salud de México se mantiene en alerta de viaje debido al brote que se ha dado en los últimos meses en seis países. El aviso epidemiológico en todo el país permanece para quienes viajan a Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos y Venezuela.

Aunque en México se estima que la vacunación se acerca al 95% de la población, se han dado casos importados, aunque el país es libre de casos autóctonos. Uno de los casos importados recientes ocurrió en Nuevo León en el mes de febrero, porque el enfermo viajó a París y contrajo la enfermedad,  la Secretaría de Salud advierte que se espera que ocurran 20 o 30 más similares a este en el transcurso del año.

Lamentablemente, se analiza que hay zonas en las puede existir rezago en la vacunación, advirtió el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, de la Secretaría de Salud, Hugo Ramírez-Gattel. Advirtió que ante la situación epidemiológica que ocurre en otras naciones, al país le pueden llegar “hasta 2 o 3 decenas casos importados (de sarampión)”.

Explicó también que esto ha ocurrido desde el 2006 cuando se presentó el último caso autóctono en el país, y ha continuado ocurriendo desde el 2010 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) certificó la eliminación nacional del sarampión.

El subsecretario expuso que es importante que los casos importados no entren en contacto con personas no vacunadas para evitar que se convierta en un fenómeno de propagación local. También expresó que en los últimos años ha habido caídas en la capacidad de mantener la cobertura requerida para proteger a la población, pues hay “distintos rezagos en la adquisición de vacunas o en la distribución de las vacunas” aunque también dijo que no hay una caída específica, pues se ha mantenido la cobertura esperada, pero el fenómeno se distribuye de manera inequitativa y están analizando cuáles son los municipios que tienen rezago en la materia de vacunación.

Aumentan casos en Estados Unidos

En países con alerta de epidemia, como Estados Unidos, se dan casos muy graves como un visitante de Nueva York que dejó a su paso a 39 personas infectadas de sarampión, el viajero pertenecía a la comunidad judía ultraortodoxa de Brooklyn, una de las comunidades en las que las creencias religiosas prohíben el ingreso de la vacuna en el cuerpo de los fieles.

En los últimos 5 años, el 75% de los casos de sarampión reportados a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ocurrieron en varias comunidades insulares, entre ellas los Amish en Ohio, la comunidad somalí en Minnesota, los grupos de Europa del Este en el Pacífico Noroeste y la Comunidad Judía Ortodoxa de Nueva York.

En Nueva York los casos son más graves, pues los contagios se han dado a través de diversos pacientes cero (a diferencia de México, que se propaga a través de casos importados). La enfermedad se propaga en los Estados Unidos por casos importados que se propagan rápidamente entre las comunidades ultraortodoxas y entre la población, pues aumentan los casos de personas antivacunas.

El estado de NY declaró emergencia pública por brote de sarampión y ordenó a sus habitantes vacunarse, pues hay más de 250 casos. Además ordenó la vacunación de las personas que podrían haber estado expuestas al virus.

Todos los residentes de al menos cuatro códigos postales en los vecindarios de Williamsburg, en Brooklyn, donde más de 250 personas contrajeron sarampión desde septiembre. La orden para los residentes incluye una multa de hasta mil dólares para quienes la desacaten.

El municipio ordenó a las escuelas religiosas y programas de cuidado infantil de la comunidad ultraortodoxa que no permitan ingreso a estudiante sin vacunas, si no lo hacen podrían cerrar los centros.

Antivacunas

En varios países como Venezuela, Italia, Francia, España, Bélgica y Estados Unidos se han presentado casos secundarios de sarampión porque han bajado la guardia en la cobertura de vacunación, porque han influido los grupos antivacunas, que se amparan en información falsa.

Desde hace más de dos décadas, México ha registrado más de 170 personas contagiadas en el extranjero y han traído el virus de vuelta.