Hoy entran en vigor las «Fotocívicas»

Redacción

El nuevo programa del Gobierno de la Ciudad de México «Fotocívicas» reemplazará el sistema anterior de fotomultas, a partir del día de hoy el 22 de abril.

El objetivo del programa es generar cambios en el comportamiento de quienes conducen mediante la educación vial. Para aprovechar las cámaras y los radares colocados durante el sexenio anterior pero sin tener las deficiencias, el nuevo programa mejora su implementación cubriendo puntos y tramos de mayor incidencia de accidentes fatales.

El nuevo sistema promete ser transparente, no recaudatorio y equitativo. Prioriza la consciencia y la educación vial, en lugar de un enfoque punitivo y recaudatorio.

¿Cómo va a funcionar?

-Cada placa de vehículo particular (registrado a nombre de una persona física) en la Ciudad de México contará con 10 puntos iniciales cada ciclo de verificación vehicular (cada 6 meses).

-Cada infracción registrada por los sistemas de cámaras y radares restará un punto, con excepción de las infracciones por exceso de velocidad en más de 40% sobre el límite de velocidad establecido, que restarán 5 puntos.

-A cada punto perdido corresponde una sanción cívica, que deberá ser cumplida por el usuario de manera obligatoria para poder hacer su verificación vehicular.


https://www.tramites.cdmx.gob.mx/infracciones/preguntas-frecuentes

Las infracciones funcionarán para todos los vehículos que circulan en la CDMX. Sin embargo el esquema de sanciones cívicas solo aplican a personas físicas cuyas placas estén registradas en la CDMX. Las placas de personas morales, transporte público, transporte de carga, taxi y placas de otras entidades federativas registrarán infracciones al Reglamento de Tránsito por cámaras y radares, pero serán acreedoras a sanciones económicas (no cívicas).

Si alguien que no es el titular conducía el auto y realiza una infracción no será el acreedor de la fotocívica, sino el titular del auto.

Sólo el usuario registrado como dueño del vehículo puede asistir a redimir las sanciones de sensibilización presencial y de servicio comunitario; para ello, necesitará presentar una identificación oficial y tarjeta de circulación (original y copia) para corroborar que es la persona que debe cumplir con el servicio.


https://www.tramites.cdmx.gob.mx/infracciones/preguntas-frecuentes

¿Cómo funcionará el sistema?

Si el usuario comete una infracción deberá cumplir con la sanción cívica correspondiente para poder verificar su vehículo, debe contar con al menos 8 puntos para poder realizar la verificación, las amonestaciones y los puntos restantes se observan en la siguiente tabla:


https://www.tramites.cdmx.gob.mx/infracciones/preguntas-frecuentes imagen oficial del sitio

Se debe considerar que si el usuario excede la disminución de sus diez puntos, por cada infracción extra deberá realizar dos horas de servicio comunitario adicionales.

Los puntos se recuperan cuando se hace el trámite de la verificación vehicular. Para poder hacer la verificación, se debe cumplir con las sanciones correspondientes (cívicas y económicas, según sea el caso) de acuerdo con el número de puntos perdidos y con los registros de infracciones al Reglamento de Tránsito.

Se actualizará y se mantendrá en el sistema si realizó servicio comunitario o curso el avance , por lo que no necesitará ninguna constancia al realizar su verificación.

Según el sitio oficial del programa se cambió el anterior sistema (fotomulta) por ser deficiente:

  1. Era un programa recaudatorio, no preventivo, ni correctivo:
    • Se priorizó la recaudación en lugar de la prevención, el cambio de conductas o la reducción de hechos de tránsito. También fue primordial el sistema de pago a las empresas operadoras del sistema, asignando una cuota mínima de multas y un alto porcentaje del valor de cada multa como parte del pago por la operación, generó incentivos perversos para producir más multas, no para cambiar conductas y reducir incidentes viales.
    • No se priorizaron lugares de alto riesgo: algunas de las cámaras y radares se colocaron en cruces conflictivos y otras en lugares donde no se justifica su presencia.
    • Elevar el costo de pago o mantener la sanción económica no transformó conductas ni redujo los riesgos viales.
  2. Un programa opaco
    • Cualquier sistema de sanciones debe ser claro y transparente para que la ciudadanía pueda comportarse en forma previsible y pueda entender las sanciones como consecuencia de sus actos.
    • En el anterior sistema no se hicieron de conocimiento público los lugares donde se colocaron las cámaras y los radares. Mantener su ubicación oculta evitó que el sistema tuviera efecto preventivo.
    • La calibración de cámaras y radares no fue certificada públicamente conforme a criterios técnicos: no fue posible saber si la calibración era la adecuada y no hubo certeza de que todas las multas obedecieran los criterios marcados por la ley.
  3. Un programa sin evaluación
    • No se generó un mecanismo de evaluación del programa ni se analizaron los patrones de sanción generados por cámaras y radares.
    • No se analizó si hay relación de causalidad entre la implementación del sistema y la reducción en el número de hechos de tránsito.

El Gobierno de la Ciudad de México cuenta con un micrositio en donde se podrá consultar toda la información del sistema de Fotocívicas, incluido el esquema de contabilidad de puntos y el cumplimiento de las sanciones:http://www.tramites.cdmx.gob.mx/infracciones/. En este mismo se puede revisar si tiene sanciones, además se notificará a domicilio o por medios digitales.

En el micrositio también está disponible la información sobre las sanciones económicas por infracciones al Reglamento de Tránsito.