La Amenazada Barranca de Barrilaco

Adriana Bermeo

La Barranca de Barrilaco es la columna vertebral de las Lomas de Chapultepec tiene 11  porciones ocupando una superficie 26.2 has [1], se extiende desde la calle Sierra Tarahumara hasta la calle de Arboleda con una longitud de aproximadamente 3 kilómetros. La mayor parte de su superficie se utiliza como espacio público ya sea de recreación o de conservación, por ello es considerada como una de las barrancas en mejor situación ambiental, sin embargo su zona norte, a la cual nos referiremos en este texto se encuentra sumamente perturbada lo cual es difícil percibir por su confinamiento entre lotes particulares o por bardas desde la calle.

Imagen 1. Distribución Barranca de Barrilaco
Imagen 2. Confinamiento por barda a lo largo de calle Sierra Gamon

El uso de suelo de la Barranca de Barrilaco queda regulado por el Programa Parcial de las Lomas de Chapultepec. En  la zona norte entre la calle Cerro de Mayka hasta Arboledas casi Ferrocarril de Cuernavaca se ubican cinco porciones de la Barranca con una superficie de 5.86 has las cuales se encuentran enpésimo estado fitosanitario por el escurrimiento y anegación de aguas negras, los tiraderos de basura, la obsolescencia de los colectores de drenaje que ahí llegan, además del riesgo que implica la continua caída de arbolado y la posible caída de las bardas por su deterioro. Resulta importante destacar que en el cruce de la calle de Barrilaco con Cordillera de los Andes, se localiza infraestructura del Sistema de Drenaje Profundo: Lumbrera 10 y la caja de Operación 18, cuya conservación es indispensable para canalizar el agua pluvial y evitar las inundaciones en el Centro de la Ciudad de México.

Text Box: Imagen 5. Mapa de Afectaciones por resolverse en Barranca de Barrilaco en la zona aledaña al denominado Centro Urbano.

Esta Barranca colinda con 52 lotes que en su mayoría conservan la arquitectura de casas habitación con amplio jardín aunque su uso es comercial, especialmente sobre la calle de Prado Norte. Llama la atención la embestida inmobiliaria de 2012 que logro, acomodando a modo la normatividad urbana, derribar más de 100 árboles para dar lugar a la construcción decimentaciones de dos edificios que no han podido ser terminados desde entoncespor las irregularidades en sus procesos, como son los casos de los inmuebles: a) calle Barrilaco 395 casa histórica con un jardín de 92 árboles maduros que perteneció al General Alfredo Breceda Mercado y  b) Montes Urales 311 casa de enorme jardín que fue demolida  en 2015 y funciono como estacionamiento.

Ambos casos son muestra de la laxitud de la reglamentación que regula la ocupación de las Barrancas en su categoría de Zonas Federales, por lo que domina la perspectiva individualista de rentabilizar  terrenos de Área Verde con profundos sótanos aprovechando la pendiente. Otros casos emblemáticos son los lotes en Cerro de Mayka cuyo usosolo es de Área Verde y de manera reiterada se busca intervenirlos y ocuparlos como estacionamiento privado. Imagen 3.

Imagen 3. Mapa de Afectaciones por resolverse en Barranca de Barrilaco en la zona aledaña al denominado Centro Urbano.

Es indispensable darles a estas cinco porciones de Barranca un uso colectivo, para frenar en ellas el cambio de uso de suelo y en especial las excavaciones y la remoción de la coberturavegetal que evitan la posibilidad de recuperar su Valor Ambiental. Debe reproducirse el éxito del Proyecto Vecinal Barranca de Barrilaco en la zona del parque Perú entre MontañasCalizas y Cordillera de los Alpes. Para ello las instituciones implicadas: Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Comisión Nacional del Agua, Alcaldía y Secretaria del Medio Ambiente deben intervenir conjuntamente con vigilancia, acciones de educación ambiental, mantenimiento constante y la aplicación de presupuestos en infraestructura, para lograr la Restauración Ecohidrológica y brindar un entorno de seguridad a los vecinos y  a la población flotante.


[1][1]Cálculos propios en función del Plano de Difusión del Programa Parcial de las Lomas de Chapultepec 1992.