La lucha por el Parque Reforma Social continúa

El Parque Reforma Social de 34 mil metros cuadrados situado atrás del Sanborns de Avenida Palmas ha sido, desde los años setenta que se declaró parque, un excelente jardín que le dio vida a la zona pues carece de otros parques y jardines, y desde entonces lo han usado intensamente sus 5 mil habitantes.

Pero, pese a que fue expropiado y, según los vecinos, pagado, resultó que la sucesora del ex dueño realizó un proceso legal que afirman los vecinos fue manejado con dolo por jueces corruptos y que hubo tráfico de influencias, por lo que el parque acabo de vuelta en manos de los ex dueños y desde entonces hay una guerra,  desde el 26 de julio del 2010, entre los vecinos que están de facto posesionados del parque y la “dueña” financiada por un gran desarrollador inmobiliario propietario de HIRCASA, que pretende hacer ahí, según anunció, 6 torres con 1200 departamentos “de lujo”. Incluso hace 5 años con 300 golpeadores trataron de cercar el parque y hubo una batalla campal a las 12 de la noche que los vecinos masivamente ganaron.

El 17 de noviembre, el alcalde de Miguel Hidalgo Víctor Romo mandó a limpiar, quitar árboles muertos, pintar los juegos, etcétera, dado que sigue el uso de suelo de parque, pero llegó el supuesto dueño que exigió a la policía que los detuviera por invadir propiedad privada, y al enterarse el alcalde llegó al lugar y pidió que lo detuvieran a él y no a los trabajadores, así que lo llevaron a la agencia del ministerio público, donde después de declarar salió y afirmó que el parque es público y no se va a privatizar, y menos para construcciones.

Actualmente hay dos opciones, una que maneja el alcalde en la que solicitó al congreso de la ciudad 250 millones de pesos para comprar el parque y la otra negar la entrega del parque a un particular e ir a la Suprema Corte de Justicia a pedir que se revoque la sentencia, que en caso contrario, los vecinos dicen que seguirán cuidando del parque con el apoyo de los defensores de la ecología.