La mayoría de los «municipios de la esperanza» no reanudarán actividades

Aunque el Gobierno Federal de México y las autoridades de salud dieron luz verde a más de 300 municipios para reanudar el lunes las actividades no esenciales y las clases, la mayoría optó por mantener las medidas de distanciamiento social para evitar la propagación del nuevo coronavirusCOVID-19.

Las cifras de contagio en el país han ido en constante aumento, especialmente en las últimas semanas, y los casos confirmados ya rondan la barrera de los 50,000 con más de 5,000 muertos. Mientras tanto, médicos en todo el país han expresado su temor a que una reapertura pueda generar una segunda ola de contagios que sature los hospitales.

En México el gobierno autorizó la reapertura a 323 municipios, la mayoría en zonas rurales del estado de Oaxaca. Pero el gobierno estatal, que encabeza Alejandro Murat, anunció la víspera que no volverían a las actividades no esenciales hasta junio. Murat dijo que los 213 municipios de Oaxaca que ya tenían permitido regresar a clases operarán como si el semáforo estuviera en color amarillo.

Detrás de OaxacaJalisco es el estado con más municipios autorizados para reabrir con 23, seguido por Sonora (16) y Puebla (13).

En Jalisco, el gobernador Enrique Alfaro, anunció que se mantendrán cerradas las escuelas y que a partir del lunes se implementará un plan que contempla la apertura de negocios no esenciales siempre que no generen concentración de personas, además de servicios personales como plomería y jardinería, salones de belleza y guarderías públicas y privadas.

En Guerrero hay 11 municipios con libertad para abrir, pero tampoco se reanudarán las actividades por lo menos hasta el 1 de junio, informó el gobernador Héctor Astudillo. En Sonora, al norte del país, la gobernadora Claudia Pavlovich anunció recientemente que no habrá regreso a las escuelas en ningún municipio.

El resto del país tiene programado retomar las actividades el 1 de junio pero en distinta medida de acuerdo con el número de contagios y un semáforo de cuatro colores. Sólo las poblaciones que estén en verde podrán volver a la normalidad total, como es el caso de esos 323 municipios. El rojo es para lugares que deben mantener las medidas de distanciamiento social actuales, el naranja flexibiliza un poco las medidas y el amarillo permite actividades al aire libre y reuniones en espacios públicos y privados con medidas sanitarias.

Hasta el domingo 17 de mayo por la noche México reportaba 49,219 contagios, 13,672 de ellos localizados en la Ciudad de México, y 5.177 defunciones en todo el país.