¿Las carnes blancas contienen menos colesterol ‘malo’ que las carnes rojas?

Redacción

Según la creencia popular la carne blanca (carne proveniente de las aves y pescados) es mejor por ser menos dañina para el cuerpo, porque supuestamente tiene menor cantidad de grasa. Pero, según investigaciones recientes esto es un error.

Según un estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition ambas carnes aportan la misma cantidad y tipo de colesterol. El estudio se realizó con más de 100 personas sanas de entre 21 y 65 años que fueron asignados de manera aleatoria a consumir grasas saturadas, que venían principalmente por mantequilla, alimentos con toda la grasa o grupos bajos de grasas saturadas.


Además, los participantes que no beberían alcohol durante el estudio, realizaron tres dietas de prueba con carne roja, blanca y sin carne. El período de cada dieta fue de cuatro semanas y al finalizar cada período los participantes volvían a su alimentación normal. La carne roja proporcionada por los investigadores fue la de res y la blanca fue pollo. Los investigadores obtuvieron muestras de sangre de los participantes al inicio y al final de cada período.

Los resultados fueron:

  • Las proteínas provenientes de vegetales tuvieron un impacto saludable en el colesterol en la sangre.
  • Las carnes blancas y rojas tuvieron exactamente el mismo nivel de grasa saturada, los niveles de colesterol son exactamente los mismos sin importar el tipo de carne.

Pero, los investigadores dijeron que quizá la carne blanca si es menos dañina para el corazón, porque puede haber otros efectos de la carne roja que contribuyen a las enfermedades cardiovasculares. También se menciona que las proteínas no cárnicas, como los vegetales, los lácteos y las legumbres, muestran mejor beneficio en cuanto a colesterol.

Las recomendaciones que se dan es que si hay problemas con el colesterol o hay antecedentes de familiares con colesterol o enfermedades cardíacas, es mejor consumir menos carnes y sustituir por fuentes de proteína vegetal como lentejas, frijoles, granos como la quinoa y productos como el tofu.