Las niñas podrán elegir entre pantalón y falda en su uniforme escolar

Redacción

En enero del 2019 se publicó una nota de la Jornada con el siguiente título “México, primer lugar en abuso sexual infantil, según la OCDE”, decía que más de 4 millones de niñas y niños son víctimas de abuso sexual anualmente en México, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es el primer lugar a nivel mundial en este tipo de delito.

Sin embargo, según el Colectivo Contra el Maltrato y Abuso Sexual Infantil, esta cifra es poco realista porque sólo es denunciado 1 de cada 100 casos de abuso infantil.

Además, la Ciudad de México es considerada “la cuna del acoso callejero” en el país, cifras de 2014 a 2017 evidencian que las denuncias por acoso sexual aumentaron 433% y a pesar de ello no había leyes que protegieran a las mujeres en contra del acoso callejero, hasta el año 2018, y esto ocurrió gracias a la presión de diversas manifestaciones en las que miles de mujeres pidieron seguridad.

El hashtag #miprimeracoso (Mi primer acoso) dejó en evidencia el grave problema al que se enfrentan las mujeres en México: el acoso comienza a edad temprana. La mayoría de las mujeres expusieron que el acoso comenzó en un lapso entre los 6 y los 11 años de edad, dejando ver el grave problema de pederastia que hay en el país y lo que sufren, sobre todo, las niñas.

El día 04 de junio, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum anunció una medida para los uniformes escolares que buscaba la igualdad para las niñas pero ,que además, les daba un poco más de seguridad: el uso no obligatorio de la falda escolar. Lo que anunció la Jefa de Gobierno fue que no será obligatorio el uso de la falda o el pantalón y que podrán elegir qué ponerse. Aunado a esto muchas mujeres lo celebraron pues mencionaron lo difícil que fue su infancia y adolescencia por usar la falda escolar.

Para leer completo:
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=10156193760462478&id=609272477

A pesar de ello, las redes se inundaron de comentarios en contra de esta medida tachándola de que con esta se quiere imponer la “ideología de género”, en vez de percatarse que puede reforzar la seguridad y el autoestima de las niñas que diariamente se veían obligadas a usar la falda sin importar si hacía frío, si eran acosadas en la calle o en la misma escuela ya sea de manera sexual o por bullying (muchas adolescentes sufren problemas de autoestima debido a las burlas sobre el aspecto o el tamaño de sus piernas, porque se sienten obligadas a depilarse, entre otros problemas).

Los medios aumentaron el sensacionalismo al indicar que «Niños podrán usar falda» en sus encabezados

Sin embargo, México sigue siendo un país totalmente inseguro para las mujeres, muchas han solicitado que se active el protocolo de alerta de violencia de género en la capital del país. Además las medidas del gobierno muchas veces son flojas, por ejemplo, dividir los vagones del metro en vez de hacer castigos más severos contra los acosadores (aparte de que es una medida que los hombres no suelen respetar); a esto se suma que los trámites para realizar denuncias son engorrosos sin importar si es para acoso en el metro, violencia intrafamiliar o violación, incluso para desapariciones la incompetencia del gobierno ha quedado demostrada en más de una ocasión como en el caso de Mariela Vanessa o ante un feminicidio como el caso de Lesvy, a quien revictimizaron y dijeron que se había suicidado ahorcándose en el poste de teléfono.