Lesiones osteomusculares por uso del celular

Redacción

La tendinitis de Quervain es una lesión que se da por la inflamación de dos tendones que se dirigen al pulgar, el tendón extensor corto y el abductor largo. Son los tendones que permiten hacer movimientos de pinza fina con el índice medio o el anular y el pulgar.  Si el tendón ya está muy lastimado o tiene un desgaste significativo se puede llegar a la cirugía.

El primer síntoma es dolor, al principio leve, pero que si no se atiende puede resultar en un dolor intenso al punto de no poder mover el área inflamada, también puede ocasionar aumento en la temperatura y cambio de coloración por la inflamación.

En el caso de la tendinitis el dolor se extiende desde el pulgar hasta la parte media del antebrazo, en la  inflamación del cuello ocurre desde la nuca hasta la parte trasera de los hombros, lo más grave de esta es que puede ocasionar, en casos extremos, lesiones en las terminaciones nerviosas de la columna cervical.

Ambas inflamaciones se asocian con el uso extendido del celular: las pantallas son pequeñas por lo tanto su teclado también. Por lo que los movimientos finos de los pulgares hacen que los tendones se puedan inflamar.

Ambos se tratan con reposo, evitar hacer actividades repetitivas que involucren a los tendones que se dañan y analgésicos no esteroideos, también se puede recurrir a la fisioterapia con el uso de medios físicos (calor o frío según el grado de la lesión).