Los elefantes africanos amenazados por caza ilegal

En el último siglo, las poblaciones de los elefantes africanos fueron reducidas de 12 millones a solo 400 mil ejemplares. La caza furtiva para conseguir el marfil es la principal causa de la disminución de los elefantes, a pesar de que fue prohibida desde hace más de dos décadas.

La caza continúa amenazando la supervivencia a largo plazo de los elefantes africanos, confirma una nueva evaluación realizada por la Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

El monitoreo mide los niveles de caza ilegal a través de un cálculo que divide la cantidad de animales encontrados abatidos furtivamente por el número total de cadáveres hallados por patrullas u otros medios. Cuando el número se eleva a más de 0,5 quiere decir que murieron más elefantes a causa de la caza ilegal que por otras razones.

En el año 2011, el cálculo ascendió a 0,77, cuando un 10% de los elefantes africanos estaban siendo asesinados ilegalmente. Desde entonces se ha reducido hasta alcanzar 0,53 en 2017. Sin embargo, en 2018, se mantuvo relativamente sin cambios.

Incluso en las poblaciones de elefantes protegidas, la tasa de mortalidad es mayor que la de natalidad. Muchas poblaciones de elefantes africanos son pequeñas, están fragmentadas y no están bien protegidas, lo que las hace aún más vulnerables a la caza furtiva.

Fuente:
https://news.un.org/es/story/2019/05/1455741