Los elefantes están al borde de la extinción

Por: Eduardo Farah

El día 12 de agosto de 2018 se festeja el Día Mundial del Elefante, gracias al trabajo de la “Elephant Reintroduction Foundation” pues querían hacer un llamamiento y crear conciencia sobre la difícil situación que atraviesan los mamíferos terrestres más grandes del planeta.

La población humana africana es la más numerosa del mundo, desde los años 60 la población ha pasado de los 225 millones de habitantes a 751 millones actualmente. Según la ONU, África tiene un aumento de 200 millones de personas cada década, por lo que se estima que para el año 2020 puede alcanzar a llegar a los mil millones de habitantes, es el índice más grande del mundo. El aumento abrupto de la población ha hecho que las personas invadan espacios que habitaban los grandes mamíferos, desplazándolos; además de requerir alimentarse de cualquier cosa, con lo que surgió la dieta alimenticia a base de “bushmeat” (carne silvestre sin control sanitario).

A esta pérdida de hábitat y de necesidades alimentarias se suma la caza (“deportiva” o furtiva) lo que dio el golpe mortal a muchas especies, entre ellas el elefante.  Los cazadores furtivos representan el mayor peligro, están diezmando la población de elefantes por la venta del marfil.

Ha habido diferentes personas que se han organizado en Kenia en contra de los cazadores furtivos, como Nir Kalron, quien pertenecía a un comando israelí y al enterarse de la próxima extinción de los elefantes se decidió a actuar y creo un comando que “caza” a los cazadores furtivos, estos enfrentamientos disminuyen la caza de animales en la zona donde se hayan instalado los “cazadores de cazadores”.

En el año 2016  se llevó a cabo la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna y Flora Silvestres (CITES por sus siglas en inglés), 183 países solicitaron el cierre de los mercados de marfil en los lugares en que se contribuya con la caza furtiva y el comercio ilegal de dicho material, la demanda proviene principalmente de China.

Se estima que cada 15 muere un elefante africano lo que significa 33 mil elefantes cazados cada año y consideran que la última oportunidad para estos animales es la prohibición de la venta de marfil en China. El 1 de enero de 2018 el gobierno chino hizo efectiva la prohibición de todo comercio de marfil, a lo largo del 2018, cientos de fábricas, tiendas y talleres de tallado de marfil cerraron sus puertas en todo el país.

A pesar de que China es el mayor mercado de marfil del mundo, no es el único. Japón también es uno de los mayores mercados nacionales de marfil. Otros países como Tailandia, Laos y Vietnam, también cuentan con lucrativos mercados. Y en EEUU, según se imponen nuevas restricciones en algunos estados, el negocio no desaparece sino que se mueve de sitio (informe de Traffic).

Lamentablemente, el mercado negro continua y los esfuerzos por conservar esta especie son ineficientes. Varias especies de rinocerontes se enfrentaron a la extinción por la caza desmedida debido a su cuerno, de seguir así la extinción también será el camino inevitable de los elefantes.

 

Te podría interesar: