Mayoría de los protectores solares reprueban las pruebas de seguridad de la FDA

Redacción

El grupo de Trabajo Ambiental evalúo 1300 protectores solares que se distribuyen en Estados Unidos.

Aproximadamente dos tercios de los protectores solares evaluados por el Grupo de Trabajo Ambiental no pasarían las pruebas de seguridad propuestas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), esto de acuerdo a los análisis realizados por el grupo.

Publicarán su análisis como parte de su Guía para Protectores Solares de 2019, un informe anual sobre la seguridad de la protección solar que comenzó la organización sin fines de lucro en 2006.

Analizaron los ingredientes y el rendimiento de más de 1.300 productos con FPS; 750 de ellos se comercializan como protectores solares de playa y deportivos. El análisis involucra solo una fracción de los productos de protección solar vendidos en Estados Unidos, la FDA estima que se comercializan más de 12.000.

Más del 60% de los productos evaluados no ofrecen protección solar adecuada o contienen sustancias químicas potencialmente dañinas.

Más pruebas

En febrero, la FDA solicitó pruebas adicionales de algunos ingredientes de protección solar comunes después de descubrir que niveles altos de cuatro de ellos (avobenzona, oxibenzona, ecamsule y octocrileno) pueden ingresar al torrente sanguíneo de una persona después de solo un día de uso -los productos químicos permanecieron en el cuerpo durante al menos 24 horas después de la última aplicación de protector solar-.

La oxibenzona, además, se ha relacionado con el daño a los arrecifes de coral y la vida marina, así como a los niveles más bajos de testosterona en los adolescentes varones, a los cambios hormonales en los hombres y a los embarazos más cortos y al peso interrumpido en los bebés.

El Grupo de Trabajo Ambiental encontró que más de dos tercios de los filtros solares en su informe de 2018 contienen oxibenzona, a menudo con mezclas variables de otros productos químicos comunes.

El estudio de la FDA no demostró que la oxibenzona y los otros ingredientes puedan causar problemas de salud, según los expertos, solo que los químicos podrían ser absorbidos. La FDA, la Sociedad Estadounidense del Cáncer y el Grupo de Trabajo Ambiental, entre otros, recomiendan que los consumidores continúen usando el protector solar de manera adecuada.

Si no se sienten cómodos usando los productos que contienen esos ingredientes, se sugiere a los consumidores usar productos con óxido de zinc y dióxido de titanio.

¿Mienten cuándo es SPF 60+?

La FDA también exige un límite en los niveles de SPF exhibida en los productos. SPF se aplica sólo a los rayos UVB del sol, que queman la piel. Las quemaduras solares son una de las principales causas de melanoma.

La FDA dice que no hay buenos datos que demuestren que los protectores solares puedan proteger más allá de un nivel de más de 60 SPF y, por lo tanto, etiquetar el protector solar en niveles superiores a 60+ podría ser engañoso al proporcionar una falsa sensación de protección solar.

El siguiente informe del Grupo de Trabajo Ambiental examinará cuántos de los productos probados fueron etiquetados como SPF 50 o superior.

Algunos protectores solares aumentan el SPF a 100+ o más, pero pueden dejar de proteger adecuadamente contra los rayos UVA igualmente peligrosos, que envejecen y dañan el ADN en las células de la piel, lo que contribuye al cáncer de piel.

Solo los protectores solares etiquetados como de amplio espectro protegen contra ambos tipos de luz ultravioleta. Los lineamientos propuestos por la FDA dicen que los filtros solares con un SPF de 15 o más deben ser de amplio espectro, ofreciendo protección contra los rayos UVA.