Mexicanos: los mayores consumidores de refrescos a nivel mundial

México es el primer consumidor de refrescos en el mundo, con un promedio de 163 litros por persona al año, 40% más que el segundo lugar (ocupado por Estados Unidos con 118 litros). Según El Poder del Consumidor, la ingesta de bebidas azucaradas mata al año 24 mil mexicanos. Lo anterior, a pesar de que diversas organizaciones piden etiquetados claros de estas bebidas e impuestos mayores para reducir su consumo.

El consumo excesivo de este tipo de bebidas se asocia con la obesidad, diabetes tipo 2, derrames cerebrales, gota, asma, diferentes tipos de cáncer, artritis reumatoide, enfermedades arteriales coronarias y óseas, problemas dentales, trastornos psicológicos y de conducta, envejecimiento prematuro y adicción al azúcar. 

¿Por qué el refresco es parte de la vida cotidiana de los mexicanos?

La población construyó alrededor de las bebidas azucaradas y refrescos prácticas de vida, combinadas con sentidos identitarios y valores en torno de la convivencia, festejos, rituales y emociones positivas que han sido reforzadas por la misma mercadotecnia en varias generaciones ¿quién no reconoce cuál es la bebida que «destapa la felicidad»?

La colaboración con las refresqueras en gobiernos anteriores se ha dado para apoyar campañas de los tres últimos presidentes de la República. Las fuerzas económicas y políticas generaron una mayor disponibilidad y de bajo precio al refresco; los anuncios de las refresqueras ocultan composición y riesgos para la salud, ya que el marketing vincula la marca con modernidad, descanso, mexicanidad, felicidad y hasta convivencia familiar.