Nueva Zelanda quiere deshacerse por completo del plástico

Redacción

Nueva Zelanda dejará atrás los plásticos de los embalajes gracias a su campaña Food in the nude o “Alimentos al desnudo”, con la cual se busca crear una nueva conciencia en toda la cadena de consumo de alimentos, esto es, desde la manufactura hasta el traslado y la venta en el supermercado.

Bajo esta campaña, el gobierno de Nueva Zelanda espera que se ponga fin al uso de plástico en alimentos frescos, los cuáles se venderán “al desnudo”, mientras que también se operarán estrategias para hacer que todo el envasado y etiquetado sea 100% reutilizables, compostables o reciclables para 2025.

La información salió en New Zealand Herald:

La venta de hortalizas se ha disparado en 300% desde que se implementó la medida en algunos supermercados.

Imagen: Pixabay

Además el pasado 1 de julio de 2018 el gobierno de Nueva Zelanda eliminó el uso de bolsas de plástico por parte de los minoristas, pero fue contraproducente pues los proveedores enviaron los alimentos envueltos en plástico.

Por ello, hicieron algo al respecto: a través de un proceso conocido como nebulización se pueden exhibir las frutas y las hortalizas frescas en estanterías de refrigeración.

Podría pensarse que los alimentos frescos a la intemperie corren el riesgo de oxidarse, marchitarse o madurar demasiado rápido, pero el sistema para mantenerlos frescos es muy sencillo. Sólo se usan rociadores de agua –que es previamente purificada con ósmosis inversa–, mismos que se activan algunas veces a día. Adicionalmente, esto hace ver a los alimentos frescos más atractivos para los consumidores, lo que explicaría el aumento en ventas de hortalizas.