Praga dice adiós a los fuegos artificiales…. Australia no

El Ayuntamiento de Praga decidió en agosto sustituir el espectáculo pirotécnico por uno de “video mapping”, una técnica audiovisual que proyecta imágenes y animaciones sobre superficies reales, creando incluso efectos en tres dimensiones.

El Gobierno municipal argumentó que la pirotecnia también afecta la salud, debido al estrés que las explosiones causan en personas, especialmente niños y mayores, y animales, además de los conocidos estragos al medio ambiente.

Caso contrario a la ciudad de Sidney, en Australia, donde pese a la incertidumbre de ciudadanos que consideraron que no debían realizarse, debido a los incendios ocurridos en Nueva Gales del Sur que arrasaron con ciudades y áreas verdes, y que se cobraron vidas animales y humanas.

Al final, los fuegos artificiales se estropearon por las corrientes de aire, humo y el polvo de incendios.