Protestan en contra de empresas que rentan bicicletas y scooters en Roma, Condesa y Polanco

El año pasado se comenzó a ver una invasión en las calles de bicicletas color naranja de la empresa MOBIKE en las calles de algunas colonias Miguel Hidalgo, también otras empresas de bicicletas como VBIKE y DEZBA en colonias de la delegación Benito Juárez y en otras pocas de Cuauhtémoc y Coyoacán. Posteriormente llegaron múltiples empresas con scooters eléctricos.

Ambas ideas fueron bien recibidas ya que facilitan la movilidad de las personas y generan medios de transporte alternos al automóvil, sin embargo, hay un excedente de las mismas, no tienen regulación, no tienen sanciones que hagan que los usuarios sean conscientes y dejen sus transportes en lugares en los que no estorben la movilidad peatonal -los dejan en las banquetas y en los cruces, incluso en las entradas de casas y edificios-.

Tanto vecinos como peatones, en especial los de mayor edad y las personas con discapacidad se quejan porque se ven obligados a rodear las banquetas debido a que estas bloquean el paso y tienen que caminar por las calles, han denunciado estos hechos en las redes señalando el problema a Claudia Sheinbaum y esta anunció que estaba viendo qué hacer.

Los quejosos han solicitado hablar con Andrés Lajous, secretario de SEMOVI, pero este los ha eludido lo que ha generado un aumento en la crítica y el enojo, aunque la mayoría apoya estos medios de transporte por no ser contaminantes ambientales ni auditivos, están agraviados porque bloquean el paso y además han ocasionado accidentes debido a que van a altas velocidades sobre la banqueta.

Se está a la espera de que salga algún reglamento, se propone que dado que las empresas que se dedican a este rubro son comerciales entonces que renten espacios de estacionamiento en los cajones de los parquímetros pero dedicándolos a sus bicicletas y scooters, porque no es justo que ellos cobren a los usuarios y la ciudad les otorgue un bien común como lo es el espacio público, por lo que al menos deben responsabilizarse de tener lugares donde sus usuarios puedan dejar estos vehículos.