¿Qué sucedió con el aviario de Parque Lincoln?

Fernando Contreras

En el año 2006, José Fernando Aboitiz ex delegado de Miguel Hidalgo, gestionó la rehabilitación del aviario que durante varios años estuvo abandonado, esto en coordinación con los vecinos. El 20 de septiembre del año 2006 quedó listo y ahora cuenta con las medidas para el buen cuidado de las aves, con veterinario de planta y la asesoría del personal del bosque de Chapultepec.

En el mes de julio del año en curso, El Coordinador del Comité Ciudadano Chapultepec-Polanco Eduardo Farah, tras reiteradas visitas al aviario, se dio cuenta que en el hábitat predominaban pericos y loros, además de las ninfas, cenzontles, cardenales y un majestuoso pavo real, se percató de que el aviario se estaba deteriorando, había desorden y falta de limpieza. Entonces habló con el veterinario Armando Ávila, quien funge como responsable del aviario.

A petición del comité ciudadano Chapultepec-Polanco se hizo un recorrido por el parque Lincoln con el jefe delegacional de Miguel Hidalgo José David Rodríguez Lara y una de las prioridades fue el tema del aviario, se procedió a restaurar la pintura y  sustituir el plástico deteriorado que cubría gran parte de la fachada del lado exterior y esto causó malestar para un grupo de vecinos preocupados por la estética del parque más que de las condiciones que necesitaban las aves,  por lo cual se convocó a dos reuniones con vecinos los días 3 y 13 de agosto para proponer y solicitar una consulta técnica a un experto de la Facultad de Medicina veterinaria y zootecnia de la UNAM, respecto al color y/o tipo de plástico.

El plástico que protegía el aviario era viejo y se había desgastado con las fuertes lluvias

De acuerdo al Oficio Núm.: DMH/JD/2018/OF/146, Cito la respuesta del MVZ, Esp. M en C, Juan Carlos Morales Luna, Director Del Hospital de Aves, FMVZ-UNAM. “Evaluando las características señaladas en la ficha técnica de la cubierta mencionada anteriormente y poniendo en consideración en primer lugar y como único y principal objetivo de la salud y bienestar de las aves alojadas, considero adecuado el uso de dicho material ya que proporciona protección contra la radiación solar, la lluvia, el viento, traumatismo por choques contra el enrejado y permite mantener un micro clima necesario para el confort de las diferentes especies dentro de este aviario.”

Se cuenta, además, con la opinión vertida por el MVZ Everardo Montfort Ramírez especialista en aves del Zoológico de Chapultepec, quien refiere que la colocación del material en color blanco en el aviario será beneficioso para la población aviar que ahí habita.

Supuesta sobrepoblación de aves

En dichas reuniones también se argumentó el tema de sobrepoblación de aves en el aviario, y en la respuesta del mismo documento oficio DMH/JD/2018/OF/146 de la delegación Miguel Hidalgo se puede leer que “el espacio con que cuenta el aviario es suficiente para albergar a la población existente. Así lo avala la Procuraduría Federal de Protección Ambiental la cual realiza inspecciones Zoosanitarias frecuentes, para determinar si existen las condiciones de espacio e higiene para continuar con la recepción de aves rescatadas del comercio ilegal, corresponde a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, SEMARNAT, revisar el Plan de Manejo del Aviario. Dicho plan es requisito para conseguir el registro del recinto como Unidad de Manejo para la Conservación y Aprovechamiento Sustentable de La Vida Silvestre, UMA. Este registro avala al aviario como un espacio adecuado para la recepción y rehabilitación de ejemplares de vida libre y domésticos provenientes de decomisos y entregas voluntarias a las autoridades (Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, PROFEPA, Procuraduría General de la Republica, PGR, y a la Organización Internacional de Policía Criminal, INTERPOL).”

Según los objetivos marcados por la SEMARNAT. Cuenta con instalaciones adecuadas para las especies, nutrición específica para cada ejemplar, atención medica preventiva, programa de traslado (por si hubiera siniestros naturales o provocados), marcaje (anillado), registro (documentación que avala la procedencia del ejemplar) y contención (manejo técnico de las diferentes aves). Así mismo la SEMARNAT realiza supervisiones técnicas de forma aleatoria y permiten a la UMA mantener su registro”.

 

 

 

ETIQUETAS: