Resistencia vecinal y resultado de la lucha contra el MBL7

Eduardo Farah

Durante un año hubo una lucha en contra del innecesario Metrobús por Reforma, debido a que, contrario a su publicidad, es contaminante por funcionar a base de diésel, no es más económico para los usuarios que van hasta Santa Fe, puesto que antes pagaban 4 pesos y ahora pagan 6 del MB más 7 del camión que sale de Fuente de petróleos. Además, talaron más de 600 árboles en Calzada de los Misterios, y otras decenas en Avenida Reforma y llenaron de anuncios lumínicos que el INAH no había permitido, además, aunque el MB solo llega hasta Campo Marte, continuaron con el acuerdo de los anuncios hasta Santa Fe, a pesar de que la ruta este a la mitad.

Esta lucha se inició en cuánto el “proyecto” estuvo planteado, debido a que los 8 comités de Polanco se opusieron porque se pretendía poner un CETRAM en el parque Líbano. En el proceso se conocieron todas las irregularidades de esta línea y se unieron vecinos de la Juárez, Granadas, Lomas, Peralvillo, Tlatelolco y La Villa.

Hubo 7 cierres y marchas en Avenida Reforma y Misterios, se hicieron 10 ruedas de prensa para informar los avances o las nuevas situaciones, se tomaron 6 paraderos en la zona de Chapultepec, a los que se les hizo una clausura vecinal durante dos meses, los vecinos cuidaban el parque y se empezaron a plantar árboles en las zonas en las que habían talado. Debido a esto Miguel Mancera mandó 500 granaderos a las 12 de la madrugada para quitar las guardias de vecinos.

Otra de las cosas que se hicieron fue interponer 5 amparos, uno puesto por el AMDA, que fue concedido por el Juez Federal 8° Fernando Silva García, los otros 4 que presentaron un amparo fueron vecinos, activistas y usuarios, estos continúan en proceso. El amparo otorgado por el juez Silva detuvo durante meses la obra del Metrobús, además indicaba que no debían tocar los amplios andadores peatonales de Reforma ni modificar su trazo y que no se tirarán árboles de ninguna de las avenidas, sin embargo, estas prohibiciones no fueron acatadas. Además, el INAH no concedió permiso para paradas mayores a 6 metros (como las que están en Auditorio y en Hidalgo) ni tampoco permitió los cientos de anuncios lumínicos, por lo que solicitó que quitarán los anuncios. Pero, Miguel Mancera se negó a acatar la decisión del juez e igualmente se negó a cumplir con la solicitud del INAH.

A pesar de que la línea ya está en funcionamiento, no se duda de que fue puesta a marchas forzadas, se ignoraron las necesidades de la ciudadanía, hay irregularidades y omisión a las leyes, por lo que los vecinos continúan el proceso con los jueces, con la Secretaria de Cultura y los directivos del INAH para que apliquen la ley y no permitan el desacato. Queda el sentimiento de impotencia, ya que ni con la ley a favor se pudo detener al abusivo y presuntamente corrupto Miguel Mancera.

Para finalizar, felicitamos a los activistas y vecinos que trataron de proteger el patrimonio histórico y natural de la ciudad y el bien de los usuarios: Víctor Juárez, Silvia Ridolfi, Gustavo García, Tessie Sitt, Ignacia Morán, Leopoldo Vargas, Inés Peregrino, Alejandro Curiel, Iván Guerra, José Quintanilla, Artemisa Negrón, Antonio Remírez, Petro Hoth, Ernesto Saenz, y algunos vecinos de las de colonias Peralvillo.

De último momento, el juez ordenó que mientras se resuelve el fondo retiren todos los anuncios y los bodrios de Avenida Reforma.