Saneamiento de las palmeras de avenida Palmas

La palma canaria, perteneciente a la familia de las arecaceac, es un árbol que alcanza los 30 metros de altura y casi un metro de diámetro, estas pueden vivir hasta 100 años. La avenida Palmas recibe este nombre porque en ella se plantaron varios cientos de estas plantas, de las cuales quedan 289 debido a enfermedades que han causado la muerte de la mayoría, según datos brindados por la alcaldía Miguel Hidalgo. 

Las palmeras se enfermaron debido a la invasión de diversos patógenos, principalmente del hongo Fusarium, que ha destruido innumerables alrededor del mundo y ha matado a cientos en la CDMX, a esto se le suma la mala praxis de la poda, pues diseminaron la enfermedad en los ejemplares sanos al no desinfectar las herramientas con las que lo hacían, también las dañó el ponerles clavos, alambres, púas, etc. A las palmeras de la avenida no se les atendió en su momento para que lograran sobrevivir. 

Actualmente, se puso de acuerdo la Alcaldía Miguel Hidalgo y la SEDEMA  e iniciaron un tratamiento para salvar a las palmeras restantes, añadieron al suelo hongos antagónicos al Fusarium pero beneficiosos para la palmera y el suelo. A lo anterior se sumaron las inyecciones de fungicidas específicos contra el hongo que las invade y antibióticos, además nutrieron el suelo. Del total de palmeras que hay la mitad está enferma, de estas esperan que se salvará al menos un porcentaje entre el 80 y 90%. Actualmente, hay espacios vacíos debido a la remoción de las palmeras muertas, por ello, sería pertinente que la alcaldía ponga ejemplares sanos nuevos y jóvenes.